∫ 1

Wednesday, 10 June 2015

Sugiero: NUEVO MASTER SCULPT

Advertisement


Desde hace una temporada ya he estado en busca del perfecto producto contouring para llevar mi maquillaje a otro nivel. Seguramente muchas estáis leyendo esto y preguntándose a sí mismas ¿y qué significa contouring? Pues es una técnica a la hora de maquillarse que consiste en sacarse más partido a su belleza a través de un correcto uso del maquillaje basado en el tipo y forma del rostro que se tenga. Tranquilas, ¡es más fácil de lo que parece! 

La técnica se basa en jugar con el maquillaje oscuro y el iluminador para crear relieves en el rostro, resaltando las facciones potenciales y ocultando defectos. Marcando las luces y las sombras necesarias en su rostro para crear por ejemplo la ilusión de una nariz más afilada o mostrar un rostro más alargado de lo que es en realidad. ¡Podrás cambiar la forma de tu cara simplemente utilizado maquillaje! 

Buscando en el mercado, me di cuenta que este producto no es nada barato, además para hacer contouring, normalmente un maquillador profesional utiliza una media de 4 productos y 3 aplicadores distintos, pero por suerte me encontré con un nuevo producto de Maybelline, quienes han decidido hacer fácil lo difícil de una forma económica con su nuevo Master Sculpt. Es la primera contouring palette todo en uno, contiene un tono oscuro que sirve para marca y definir tu rostro y otro tono claro para dar luz y realzar. 



 Como os he comentado antes, es increíblemente fácil conseguir contornear el rostro y conseguir ese look que siempre habéis deseado siguiendo unos simples pasos que aconsejan Maybelline:

1. Con el tono oscuro se marcan sienes, debajo del pómulo y la barbilla.A ambos lados de la frente bajando hacia las sienes: de este modo potenciarás la atención hacia el centro del rostro.

2. Con el tono claro se da luz en la frente, nariz, barbilla y pómulos. Bajo el hueso del pómulo hacia la mitad de la mejilla: para definirlo. Recuerda que el colorete está para “dar salud” al rostro no para esculpirlo, por lo que no intentes hacer este paso con tu colorete habitual.

3. Con la brocha se difuminan los trazos anteriores para dejar un acabado natural. Bajo la línea de la mandíbula: para definir el contorno facial. Recuerda bajar ligeramente el tono hacia el cuello para evitar cambios de color.



Si os habéis quedado con ganas de aprender más, os dejo un video con la preciosa Clara Lago explicando cómo aplicar perfectamente el producto:




Post Patrocinado